Marzo 8 día de la Mujer

marzo 08, 2021

Queremos hacer mención de este día de nuestro ser de mujeres con la certeza de que nuestra presencia es invaluable en esta sociedad y en este mundo necesitado del amor, la comprensión y la ternura de la Mujer.
Brevemente unas pinceladas de nuestra fundadora. Madre Francisca del espíritu Santo mujer creyente, orante que vivió su vida honda y amorosamente en comunión con Dios y en entrega total para el bien de las niñas y jóvenes de su tiempo.
En el contexto difícil que le toco vivir hizo frente a dificultades políticas, económicas y machistas del momento.
Llegó hacer una mujer admirable en sus cualidades de mujer profunda, humana y educadora.
Esta obra iniciada en 1861 no se ha quedado anquilosada en el tiempo, rompió fronteras y aquí podemos hacer memoria de la fundadora de este jardín que data de 1974 puesto en marcha por una mujer que seguía los pasos de nuestra fundadora. La Hna. María José Martínez, mujer tierna, delicada, comprensiva y comprometida en la delicada labor de la educación de los niños cuyo objetivo principal era hacer vida el deseo de Madre Francisca “Trazad la imagen de Jesús en los niños”.
La larga trayectoria y los testimonios de los moradores de este sector confirman la nobleza y grandeza de alma de esta hermana que entrego aquí su vida.
Queremos resaltar algunas frases de la carta de San Juan Pablo II a las mujeres
“Dar gracias al Señor por su designio sobre la vocación y la misión de la mujer en el mundo se convierte en un agradecimiento concreto y directo a las mujeres, a cada mujer, por lo que representan en la vida de la humanidad.
Te doy gracias, mujer-madre, que te conviertes en seno del ser humano con la alegría y los dolores de parto de una experiencia única, la cual te hace sonrisa de Dios para el niño que viene a la luz y te hace guía de sus primeros pasos, apoyo de su crecimiento, punto de referencia en el posterior de la vida.
Te doy gracia, mujer- esposa, que unes irrevocablemente tu destino al de un hombre, mediante una relación de reciproca entrega, al servicio de la comunión y de la vida.
Te doy gracias, mujer-hija y mujer-hermana, que aportas al núcleo familiar y también al conjunto de la vida social las riquezas de tu sensibilidad, intuición, generosidad y constancia.
Te doy gracias, mujer-trabajadora, que participas en todos los ámbitos de la vida social, económica, cultural, artística y política, mediante la indispensable aportación que das a la elaboración de una cultura capaz de conciliar razón y sentimiento, a una concepción de la vida siempre abierta al sentido del “misterio”, a la edificación de estructuras económicas y políticas más ricas de humanidad.
Te doy gracias mujer-consagrada, que a ejemplo de la más grande de las mujeres, la Madre de Cristo, verbo encarnado, te abres con docilidad y fidelidad al amor de Dios, ayudando a la iglesia y a toda la humanidad a vivir para Dios una respuesta “esponsal”, que expresa maravillosamente la comunión que Él quiere establecer con su criatura.
Te doy gracias, mujer, ¡por el hecho mismo de ser mujer! Con la intuición propia de tu femineidad enriqueces la comprensión del mundo y contribuyes a la plena verdad de las relaciones humanas.”
Las mujeres debemos asumir en esta sociedad el rol que cualquier ser humano, porque somos capaces de pensar, discernir y decidir sobre circunstancias de importancia y trascendencia social, para ayudar y contribuir a la toma de decisiones y, de esta manera compartir los roles hombre y mujer, sin olvidar que el único rol que no puede ser compartido con un hombre es el ser madre, ya que las mujeres fuimos especialmente creadas para asumir esta hermosa vivencia de concebir, por tanto el entendimiento entre la madre y su hijo es algo extraordinario y mucho más fuerte de lo que pueda ser la relación entre el hijo con su padre; de ahí que la mujer es un ser esencial, primordial y vital para la sociedad actual.
Nosotras como hermanas franciscanas continuamos esta hermosa y valiosa labor en este tiempo en que urge educar a las niñas, ya que educarlas genera un efecto positivo para el mundo y para esta sociedad necesitada de mujeres que asuman con integralidad los retos de este tiempo en el que la mujer tiene ya la posibilidad de hacer grandes aportes a la sociedad para el bien de la humanidad.
Aquí continuamos esta obra en este Kínder desde su fundación y contamos con un gran número de personas que apoyan y valoran nuestra misión, esto más la bendición de Dios hará posible que perdure aún vigente en el tiempo.

FELIZ DIA DE LA MUJER

Leave a reply
Aprobación de nuestros protocolos de bioseguridadEl tapabocas salva vidas

Leave Your Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas ayuda? hablemos